El diagnóstico de la cadena de valor con el objetivo de analizar y detectar las oportunidades de mejora necesarias para:

  1. Adaptar la producción a los cambios constantes de la demanda.
  2. Producir los bienes necesarios, en el momento oportuno y en las cantidades precisas.
  3. Auxiliar a las empresas a resolver facílmente sus problemas de calidad, inventarios, tiempos de ciclo, etc.
  4. Mejorar los sistemas de autocontrol, en equipos y personas, para mejorar la calidad de la producción.